Producto añadido correctamente a su carrito de la compra
Total productos: (IVA incluido)
Total envío: (sin IVA) Envío gratuito!
Impuestos 0,00 €
Total (IVA incluido)

Ideas para pintar las habitaciones infantiles

Las paredes son un elemento cada vez más importante en la decoración de las habitaciones de nuestros hijos. Atrás quedan esos dormitorios pintados de un solo color, aburridos y sin personalidad. Hoy en día, los expertos en el ‘homedecor’ tienen muy en cuenta la estética de la pared para crear un ambiente homogéneo y coherente. Hay un montón de opciones y tendencias, y te vamos a contar las que más de moda están en este 2018. Toma nota de estas ideas para pintar las habitaciones infantiles.

Pintar la habitación de un bebé

El cuarto del bebé recién nacido necesita una decoración muy especial. Cuando pensamos en el color para las paredes, siempre hay que evitar las tonalidades intensas, especialmente en los primeros meses de vida.

Los colores que marcan tendencia este año 2018 son el gris en todos sus tonos, sobre todos los grises claros, y el blanco, que le da a la habitación ese estilo nórdico que tanto nos gusta. Son tonos que crean un ambiente relajado, sereno y muy limpio.

Cómo pintar la habitación de un bebé

 

Dentro del nordic style, también es tendencia el azul claro, un color muy delicado que refleja la luz natural y le da amplitud a la estancia.

También se llevan mucho las tonalidades suaves del navy, el azul marino de toda la vida. Pero si la habitación es pequeña, lo más recomendable es pintar sólo una pared de este color. Puedes poner un blanco roto o un gris en el resto, y quedará perfecto. Ten en cuenta que los colores vivos restan mucha luz a la habitación, y que deben usarse con moderación.

Otra combinación ideal para pintar el dormitorio del bebé es mezclar el blanco con el beige o el marrón, siempre con las versiones más suaves de la paleta. Lo mismo pasa con los rosas, los verdes y amarillos, que son tendencia en la decoración de las habitaciones infantiles. Usa siempre los tonos más claros o neutros, porque en el dormitorio del bebé debe primar la luz y la claridad.

Pintar las habitaciones infantiles de los niños

Las ideas para pintar las habitaciones infantiles de los niños siguen la misma tendencia que la de los bebés, pero con espacio para arriesgar un poco con los colores. El beige, el verde, el azul y el marrón son los colores más de moda. Puedes combinar tonalidades más fuertes en la pared con muebles blancos, para crear una estancia más divertida y equilibrada.

El color negro es también un ‘must’ para pintar las habitaciones infantiles de los niños, junto con muebles de tonos más claros y papel pintado o vinilos con dibujos para completar la decoración.

Una opción más arriesgada pero que queda genial es el naranja, combinado con el blanco. Estas dos tonalidades forman un ambiente cálido, agradable y muy luminoso.

Pintar las habitaciones infantiles de las niñas

El color rosa sigue siendo el más utilizado para pintar las habitaciones infantiles de las niñas, pero este 2018 se llevan las combinaciones un poco más divertidas. Pintar toda la habitación de este tono no es la mejor opción, porque es un color que puede llegar a cansar, aunque sea de la paleta más pastel. Si le añadimos un poco de blanco, ya sea con pintura o con papel pintado, nos quedará una habitación perfecta, llena de luz y amplitud.

 

Los amarillos y los mostazas son otra de las tendencias para pintar la habitación de las niñas. Si no quieres poner toda la pared en estos colores, porque te parece demasiado cargante, prueba con un fondo blanco y distintas pinceladas de amarillo o mostaza en distintos sitios estratégicos, como la pared del cabezal, junto a las ventanas o encima del escritorio.

Descubre aquí las tendencias en la decoración de los dormitorios infantiles

Habitaciones juveniles

Cuando tenemos que decorar una habitación juvenil, tanto de chicas como de chicos, tenemos que tener siempre en cuenta su opinión, su personalidad y sus gustos. Este año 2018 triunfan los colores pastel en las paredes, como en el caso de los habitaciones de bebés de niños pequeños. Para las chicas, los rosas y los violetas son la opción preferida. Son colores muy femeninos, pero con un toque de modernidad y actitud. Si los combinas con el papel pintado, o algún vinilo que les guste especialmente, tendrás el dormitorio ideal.

 

El naranja es otro tono que está ganando adeptos, porque como hemos dicho, da mucha luminosidad a la habitación. Levanta el ánimo y aporta un toque muy chic a la estancia. No es necesario pintar toda la habitación de naranja: basta con dar unos toques en alguna pared, por ejemplo con rayas o formas geométricas.

El gris es otra de las grandes tendencias, y lo que se lleva es combinar una pared con tonos más oscuros, con otras de paletas más suaves. Este color sirve tanto para chicas como para chicos. Le da a la habitación un aire industrial que combina perfectamente con muebles blancos o negro.

Precisamente el negro es otra de las estrellas de la temporada para pintar las habitaciones juveniles. Tanto para ellas, como para ellos. Si lo combinas con el rojo, y con muebles en tonos blancos, queda un dormitorio súper moderno y original.

El agua marina es un color que ha sido rescatado del olvido, y vuelve con fuerza esta temporada. Es más común en las habitaciones de las chicas, pero también podemos ponerlo en un dormitorio masculino. Puedes mezclarlo con tonos grises, más oscuros. ¡Pruébalo, no te defraudará!

Otra combinación perfecta para los dos sexos es el azul y verde, con tonos fuertes y vivos. Si te decantas por estos colores, lo mejor es elegir un mobiliario blanco, que haga de constaste. El verde y amarillo es también una opción segura con la que triunfarás.

 

¿Tienes más ideas para pintar las habitaciones infantiles y juveniles? ¡Cuéntanos! Deja tu comentario en este artículo y también en las redes sociales y comparte con la comunidad Bainba tus ideas de decoración. Te esperamos en nuestra página de Facebook y en Instagram.

18 julio, 2018